Polvorones caseros

Con una base de almendra, un poco de manteca, harina, azúcar y canela, es suficiente para elaborar unos ricos polvorones para la próxima Navidad.

Receta de polvorones caseros

Ingredientes para preparar polvorones caseros

  • 500 gr. de harina
  • 250 gr. de manteca de cerdo
  • 150 gr. de azúcar glas
  • 300 gr. de almendra molida
  • 2 cucharadas de canela en polvo
  • Para decorar:
  • Azúcar glas

¿Cómo preparar polvorones caseros?

  • Nuestro primer paso consiste es tostar la harina un poco, para que coja color. Para ello, la pondremos en una bandeja o recipiente apto para horno y la hornearemos unos minutos, removiéndola a mitad del tiempo con la ayuda de una cuchara de madera o lengua de cocina. Con unos 7 minutos a 180ºC debería ser suficiente.
  • A continuación, mezclamos en un recipiente la harina tostada con el resto de los ingredientes: la manteca de cerdo, el azúcar glas, la canela y la almendra molida.
  • Amasamos el conjunto y cuando veamos que tenemos una masa homogénea y uniforme, la dejamos reposar durante unos 15 minutos.
  • Pasado el tiempo de reposo, tomamos porciones de la masa y formamos piezas cilíndricas, que recortaremos para formar las bolas en forma del clásico polvorón.
  • Colocamos cada polvorón casero sobre una bandeja de horno que tendremos forrada con papel vegetal para que no se peguen, y los aplastamos ligeramente.
  • Después de precalentar el horno a 200ºC, introducimos la bandeja con los polvorones y dejamos que se hagan durante una media hora, o hasta que veamos que ya están bastante tostados, y consistentes.
  • Una vez horneados nuestros polvorones caseros, los sacamos del horno y ya sólo nos queda espolvorear un poquito de azúcar glas sobre ellos y listo.
  • Foto orientativa: Arnold Gatilao
Nota del autor:

Cúrrate un envoltorio con un papel bonito para tus polvorones, y ciérralos como si fueran caramelos. Quedarán estupendamente presentados.

Podemos cambiar un poco el estilo de la receta añadiendo chocolate, ralladura de limón, coco, vainilla, menta, etc.; o cambiando el azúcar glas por otro ingrediente.